viernes, 29 de abril de 2016

Reseña: 'Armada' de Ernest Cline

SINOPSISZack Lightman se pasa otra clase de matemáticas aburrido soñando despierto cuando una nave de alta tecnología aterriza en el patio de su colegio. Cuando unos hombres en trajes oscuros y gafas de sol saltan fuera de la nave y empieza a llamarle, está seguro de que todavía está soñando.
Pero el sueño es muy real: la gente de la Tierra lo necesita. Zack pronto descubre que el videojuego al que ha estado jugando obsesivamente durante años no es sólo un juego; es parte de un programa secreto de capacitación masiva del gobierno, diseñado para enseñar a los jugadores las habilidades que necesitan para defender la Tierra de una posible invasión extraterrestre. Y ahora… esa invasión se acerca.
Mientras él y sus compañeros se preparan para entrar en sus naves y luchar, Zack va a descubrir la verdad acerca de la amenaza alienígena, tratar de evitar un genocidio y descubrir un misterioso tercer jugador en el juego de ajedrez interplanetario en el que se ha visto envuelto.

RESEÑA: Nos encontramos ante el segundo libro del autor estadounidense Ernest Cline. Recordemos que su primera novela fue Ready player one, de la que podéis leer aquí su reseña. Antes de comenzar cabe señalar que Armada es como RPO pero llevada un grado más allá... o varios.

Esta vez la historia se desarrolla en la actualidad. Nuestro protagonista es Zack Ulisses Lightman, un adolescente de 18 años que pasa las noches jugando a Armada, un videojuego cuyo objetivo consiste en superar una serie de misiones para defender la Tierra de las invasiones alienígenas. Se le da tan bien, al parecer solo es bueno jugando a los videojuegos, que se encuentra en la quinta posición del top ten, a nivel mundial, de Armada.
Pero todo cambia cuando un día, durante la clase de matemáticas Zack ve por la ventana sobrevolando una nave idéntica a las del videojuegoZack cree que se trata de una alucinación, provocada por las numerosas horas que pasa jugando a la consola cada día, como le ocurría a su padre, que había muerto en un accidente laboral cuando él contaba pocos meses, quien creía que el gobierno conspiraba para entrenar a los civiles por medio de películas y videojuegos de ciencia-ficción.
Es en este momento cuando la trama comienza a arrancar, y a sucederse tópicos del género casi consecutivamente. Aquellos que hayáis visto The Last Starfigther o leído El juego de Ender notaréis más que numerosas similitudes entre estas y Armada, como el propio autor confirma varias veces a lo largo de la historia.

Si bien el comienzo de la novela hace que parezca prometedora, esta se va desinflando lentamente conforme avanza la historia. No falta la acción y la tensión de las batallas, aunque no se puede decir que haya intriga y misterio ya que todo resulta bastante previsible. También encontramos una historia de amor, como no podía ser de otro modo, aunque esta se desarrolla en apenas un diálogo y es terriblemente sosa (la chica, más que un personaje parece un recurso para resolver los problemas en determinadas situaciones), siendo irremediablemente otra muestra de elementos introducidos de manera forzada.

Como ya señalé al principio, Armada recuerda mucho a Ready player one con sus constantes guiños a la cultura geek y ochentera, pero el fallo está en que esta vez hay una cantidad de referencias innecesarias, que no aportan gran cosa a la trama (como si hacia RPO) hasta el punto en que algunas parecen muy forzadas.

En cuanto a los personajes, a excepción de Zack, estos no se desarrollan, no tienen tiempo para evolucionar y dejarse querer por el lector provocando que prácticamente no nos importe su destino. Por lo demás siguen siendo igual de estereotipados que en la novela anterior.

Por otro lado, los momentos de acción son muy buenos, parece que somos nosotros los que estamos a los controles. Es cierto que las naves no son pilotadas de manera tradicional sino que se controlan remotamente, con lo que nuestro protagonista y sus compañeros no corren un peligro directo durante las batallas, pero Cline se las arregla para que aun así puedan salir seriamente mal parados.

Armada es una buena novela, pese a lo señalado anteriormente, pero a lo único que llega es a entretener. No entristece cuando vemos cómo va disminuyendo el número de páginas restantes para terminarlo, pero tampoco se hace pesado. Su trama, aunque plagada de referencias innecesarias y tópicos muy gastados, gusta y hace que quieras seguir leyendo pero no logra enganchar como enganchó Ready Player One. Y quizá lo malo sea comparar ambas novelas, pero no se puede evitar al ser del mismo autor y tan parecidas en muchos aspectos. 
En definitiva, Armada gustará a los amantes de los videojuegos y del género de la ciencia-ficción tanto si habéis leído antes Ready player one o no (aunque si no lo habéis hecho recomiendo que os leáis antes Armada, así no os sentiréis algo decepcionados), eso sí, no esperéis una historia compleja y original


Realizado por Antonio Joaquín

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...