domingo, 3 de julio de 2016

Reseña: Mort de Terry Pratchett


Hoy nos vamos a adentrar el mundodisco del difunto Terry Pratchett, y no con cualquier personaje, sino con uno de los más queridos por los fans del mundodisco, la mismísima muerte. 


El primer libro protagonizado por el Segador, junto a su nuevo aprendiz, su hija adoptiva y su mayordomo, nos mostrara una aventura en la que se pondrá en peligro no solo el disco sino la misma realidad.


 Ficha
Titulo: Mort
Autor: Terry Pratchett
Editorial: Debolsillo
Fecha de Lanzamiento: 2006
Idioma: Castellano
Nº de páginas: 288 págs.

La trama de la historia nos cuenta la historia de Mort, un joven bueno para nada, despistado y soñador, incapaz de cuidar de los campos de vino de su familia, por lo que su padre lo lleva a la feria para buscarle un maestro que quiera convertirlo en su aprendiz, cuál será la sorpresa de Mort cuando ese maestro resulta ser la mismísima muerte.

La muerte toma al chico bajo su tutelaje, lo lleva a su casa junto a su hija adoptiva y su mayordomo, y le enseña su profesión, o al menos la parte practica.

Al salir con la muerte a cosechar almas Mort se encuentra y conoce a distintos personajes, como una bruja, un sacerdote que insiste en reencarnarse, e incluso un rey, a través de los cuales vemos distintas versiones e interpretaciones de la muerte.

Tras enseñarle lo básico del oficio, la muerte deja al joven al cargo mientras, por primera vez en siglos se toma una vacaciones, mientras su aprendiz recolecta almas, pero cuando le toca presenciar el asesinato de una joven princesa, Mort olvida su deber y le salva la vida, poniendo en peligro todo el tejido de la realidad de mundodisco, pues ahora vive quien debería estar muerto.

Junto con Ysabell y Albert, quien resulta ser Alberto Malich, tratan de arreglar la realidad y, al mismo tiempo, salvarle la vida a la joven.

Paralelamente a la historia de Mort y a las vacaciones de la muerte tenemos la de la princesa Keli, quien a pesar de estar viva gracias al chico, el universo intenta eliminarla, por ser una anomalía, afectando no solo a la realidad, sino a todas las personas de palacio quien a pesar de verla y hablar con ella siguen con la sensación de que la princesa murió.

Desesperada ella pide ayuda a un joven mago local, con la esperanza de que con su ayuda pudiera gobernar sobre su pueblo sin que ellos crean que ha muerto.

El libro rebosa del humor que caracteriza las novelas de mundo disco, además de presentar temas importantes como la humanización de la muerte y la progresiva conversión de Mort en la muerte, con las respectivos debates filosófico que tiene la muerte en bares del mundodisco, o de como nada sobrevive a la muerte, ya que al final del tiempo esta matará a la gran tortuga que mueve el mundo, de como la muerte es incapaz de crear, solo puede imitar lo que ya existe, por lo que en su dimensión no existe el tiempo, y no se envejece.

Los personajes son divertidos, a la par que interesantes, como los ya nombrados Mort y la muerte, y como al intercambiar los roles se van convirtiendo progresivamente uno en el otro, ya que la muerte es simplemente quien realiza el trabajo de cosechar almas, no una persona en sí.

Además también vemos el lado más humano y compasivo de la muerte al adoptar a Ysabell y permitir a Albert vivir eternamente en su dimensión.

Aunque no tan importantes también tenemos a Ysabell y Albert, que sirven de apoyo a Mort cuando este tiene que asumir la responsabilidad de ser el Segador, además de ayudarlo cuando pone en peligro el tejido de la realidad.

Además aunque menos entretenidos y disfrutables que los anteriores, tenemos a la mimada princesa Keli y su joven mago, quienes aunque no son muy interesantes, aporta otro punto de vista a los importantes sucesos que están ocurriendo.

Como se ha mencionado antes, el libro posee el estilo más clásico de Terry Pratchett, mezclando humor y fantasía de un forma que pocos autores han podido igualar, aunque sí es cierto que las partes
de Keli pueden llegar a ser pesadas e interrumpir el ritmo de la narración.

En cuanto al ritmo, a pesar de la relativa falta de acción el libro mantiene un buen ritmo, mostrando de forma más tranquila a lo acostumbrado la historia, pero de forma que no llega a ser lenta o aburrida.

Pero lo mejor del libro es sin duda el mundo, a través de los ojos de la Mort y de la muerte, podemos ver el mundodisco, no solo el mundo  en sí, sino también la dimensión de la muerte, con sus relojes biométricos midiendo el tiempo de vida de cada habitante del disco, los libros en la gran biblioteca que escriben las vidas e historias del mundo...

Si alguna pega hay que ponerle, aparte de las mencionadas partes donde se nos narra desde el punto de vista de la princesa Keli, sería el inicio un poco lento, y el final en el que las acciones se suceden de forma tan rápida que puede resultar realmente confuso para el lector.

En conclusión Mort es un libro de fantasía mezclado con humor que lo hace infinitamente disfrutable para casi cualquier tipo de lector, sus personajes divertidos son muy disfrutables, y sobre todo, su mundo tan vivo y único que ya solo por poder contemplarlo a través de los ojos de la muerte merece la pena leer este libro.

Reseña realizada por: Eusebio

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...